21 December 2023

La comunicación descendente implica transmitir información desde la jerarquía a los miembros del equipo. Es fundamental para garantizar cohesión, productividad y eficiencia dentro de las organizaciones. Este método abarca la transmisión de información crucial, directrices y mensajes desde niveles superiores de la jerarquía, como líderes y gerentes, hacia los miembros del equipo. Es el pilar central para difundir objetivos, valores e información esencial.

 

La aceleración de los intercambios de información, la diversificación de los canales de comunicación y la necesidad de mantener una respuesta constante hacen que la comunicación descendente sea esencial para el éxito organizacional.

 

Este artículo explorará seis estrategias para mejorar la comunicación descendente en la era digital. También destacaremos cómo las soluciones tecnológicas modernas pueden complementar estas estrategias de manera sutil para agilizar la comunicación empresarial.

 

1. Personalización y Segmentación del Mensaje

La personalización de la comunicación descendente implica adaptar los mensajes según los destinatarios, una práctica crucial por varias razones. Para lograr esto, debemos ser capaces de segmentar a los destinatarios y adaptar el mensaje en consecuencia.

 

Cuando se personalizan, los mensajes se vuelven más relevantes e impactantes para los destinatarios. Cada miembro del equipo tiene desafíos y preocupaciones únicas; la personalización debe adaptarse a estas particularidades. Por ejemplo, un mensaje destinado al departamento financiero debe formularse de manera diferente a uno dirigido al equipo de marketing, enfatizando información crucial adaptada a cada función.

 

La personalización también contribuye a la participación de los empleados. Los mensajes personalizados son más empoderadores, fomentando una mejor participación en los objetivos de la empresa.

2. Diversificación de los Canales de Comunicación

La diversificación de los canales de comunicación es esencial para fortalecer la comunicación descendente dentro de las organizaciones, siempre buscando alinearse con las preferencias individuales, los hábitos y las preocupaciones. Algunos empleados pueden ser más receptivos a las comunicaciones escritas, como correos electrónicos o mensajes internos, mientras que otros pueden necesitar que los mensajes importantes se transmitan oralmente. Considera adaptarte ofreciendo reuniones físicas, presentaciones visuales o incluso videos.

 

Al diversificar los canales de comunicación, aumentas las posibilidades de que tu mensaje sea escuchado. Limitarte a un solo canal corre el riesgo de que algunos empleados se pierdan la información. Diversificar los canales también asegura una mejor receptividad en caso de problemas técnicos o interrupciones en uno de los canales. Por ejemplo, transmitir mensajes solo por correo electrónico es un hábito arriesgado. Existe un riesgo significativo de que la información se pierda entre la avalancha de correos electrónicos y se elimine accidentalmente sin ser leída. Al utilizar múltiples canales y herramientas adecuadas, reduces este riesgo.

 

Hoy en día, nuevas herramientas van más allá de simples correos electrónicos y reuniones. Algunas herramientas, por ejemplo, te permiten comunicarte directamente con tus empleados en sus estaciones de trabajo a través de notificaciones de Windows, pantallas de bloqueo o incluso fondos de pantalla. Mientras tanto, soluciones conocidas como la cartelería digital también proporcionan un medio adicional para comunicarte con tus empleados, ya sea para comunicación operativa o informativa descendente.

3. Comunicación Descendente en Tiempo Real

La comunicación reactiva a menudo es crucial para garantizar la relevancia de la información transmitida dentro de una organización y una respuesta apropiada y eficiente. Esto implica contar con soluciones adecuadas para garantizar la difusión inmediata de información, actualizaciones y mensajes de alerta. La comunicación en tiempo real mejora la coordinación del equipo, facilita la toma de decisiones, la resolución efectiva de problemas y la productividad general.

 

Alguna información tiene una vida útil limitada. Crucial cuando se transmite en vivo, su relevancia disminuye rápidamente. Además, otra información sensible requiere comunicación urgente (como la comunicación de crisis). Por lo tanto, tener soluciones que permitan el contacto inmediato con los empleados es crucial.

 

En este sentido, varios softwares permiten la comunicación descendente en tiempo real. Algunos incluso pueden facilitar la comunicación de emergencia directamente a las estaciones de trabajo de los empleados para alertarlos si es necesario.

¿Quieres probar nuestra herramienta de comunicación interna?

4. Priorización de la Información

La priorización de la información es un aspecto fundamental de la comunicación descendente, con el objetivo de organizar los mensajes de manera clara, accesible y comprensible para todo el equipo.

La priorización implica estructurar la información según su importancia y relevancia para los destinatarios. Los mensajes esenciales y de alta prioridad deben ser los más visibles y accesibles, seguidos de información complementaria. Este enfoque permite a los empleados comprender rápidamente puntos cruciales y priorizados sin sentirse abrumados por detalles innecesarios.

Esta priorización se puede lograr de diversas maneras:

  • A través de la priorización de canales, por ejemplo, utilizando canales de correo electrónico para información administrativa mientras se utiliza la cartelería digital para comunicaciones operativas (paneles de control, etc.).
  • Por ejemplo, a través de la forma que toman estos mensajes, opta por una herramienta que envíe información a través de notificaciones de Windows. Los mensajes preventivos podrían resaltarse visualmente en naranja, mientras que las notificaciones de eventos internos podrían tener una señal visual azul.

La organización jerárquica de la información es valiosa cuando se necesitan comunicar múltiples elementos simultáneamente. Las herramientas mencionadas anteriormente, como la cartelería digital, las herramientas de alerta o la comunicación a través de fondos de pantalla, son formas de crear una clara jerarquía para la comunicación descendente.

5. Medición del Desempeño de la Comunicación Descendente

La comunicación inevitablemente requiere medición de desempeño. Aunque pueda parecer insignificante para la comunicación interna, es un error pasar por alto este aspecto. Esto tiene como objetivo monitorear, evaluar y analizar la efectividad de la comunicación para garantizar que cumpla con sus objetivos. Sin embargo, la organización debe asegurarse de que los mensajes se hayan recibido y leído correctamente.

Por lo tanto, para mensajes considerados esenciales, es deseable contar con una herramienta que confirme la recepción y lectura de las comunicaciones (estadísticas de envío, recibos, lecturas, etc.).

 

El análisis del desempeño proporciona información valiosa para realizar mejoras. Si los indicadores muestran que ciertos mensajes no se están leyendo, no se comprenden bien o tienen una baja participación de los empleados, es necesario ajustar la estrategia de comunicación interna en consecuencia, ya sea en contenido, forma o canal.

Para esta medición de desempeño, recopilar comentarios verbales puede ser simple, pero sigue siendo limitado y básico. Si optas por soluciones de software, la mayoría ofrecerá un análisis estadístico sustancial de tus comunicaciones: tasas de envío, recibos, emisiones, vistas, clics, etc.

6. Formación y Concienciación

Cada proceso dentro de una organización requiere formación y/o concienciación, y la comunicación descendente no es una excepción. Esto es esencial para garantizar que todos los miembros del equipo comprendan la importancia de la comunicación interna y posean las habilidades necesarias para implementarla.

 

La formación en comunicación descendente tiene como objetivo equipar a la gerencia con las habilidades necesarias para entregar mensajes claros, relevantes y dirigidos. Puede incluir capacitación en construcción de mensajes, presentación oral, gestión de reuniones o incluso el uso de ayudas visuales para reforzar la comprensión.

 

Además de desarrollar habilidades técnicas, la formación también crea conciencia entre los empleados sobre la importancia de la comunicación descendente para el éxito de la organización. Explica cómo la comunicación efectiva contribuye al compromiso de los empleados, la cohesión del equipo y el logro de los objetivos organizativos.

Ejemplo de Gestión de Crisis

La gestión de crisis destaca por qué es esencial una comunicación descendente efectiva. La capacidad de anticipar, reaccionar y comunicarse rápidamente es crucial cuando ocurre una situación crítica. Una comunicación bien gestionada y dirigida garantiza transparencia y coordinación y debe proporcionar elementos clave para limitar las interrupciones y proteger la empresa. La integración de soluciones tecnológicas modernas, como software de alerta, fortalece la capacidad de gestionar la crisis de manera efectiva.

 

En un escenario de gestión de crisis, el software de alerta puede informar instantánea e inevitablemente a tus empleados a través de una visual en sus estaciones de trabajo. Proporciona orientación y ofrece una fuente de información transparente y confiable.

Conclusión

Estas diversas prácticas optimizan la comunicación descendente al asegurar que los mensajes lleguen a su audiencia objetivo, sean comprendidos, fomenten la participación y la colaboración, y contribuyan al logro de objetivos organizativos y operativos. Al garantizar que los diferentes miembros de la organización estén bien informados y sean competentes tanto como emisores como receptores, la comunicación descendente se convierte en una herramienta poderosa para reforzar la alineación del equipo, la cohesión, la productividad y el éxito general de la empresa.

share this post :